Mujeres solteras y divorciadas son más felices y saludables, dice un estudio

Foto: Imagen de referencia - Ingimage

El matrimonio es sin duda el sueño de un gran porcentaje de mujeres en el mundo que anhelan la hora de lucir un hermoso vestido blanco y caminar hacia el altar. Otras, por el contrario, prefieren olvidar un poco el tema de la parte legal, religiosa y terminan por formar familia sin tanto protocolo.

Estos casos, finalmente resultan en la misma situación de llevar una convivencia conyugal, la cual abarca consigo el mito de que al vivir con la pareja la mujer se descuida y se engorda, haciendo que su estado de salud también se deteriore.

Un imaginativo aterrador que por años ha acompañado tanto a casadas como a solteras, pero ¿qué tan cierto es eso de que el matrimonio engorda?

Te puede interesar: Las rutinas para mantenerse en forma este 2019

Un estudio de la Universidad de Arizona (Estados Unidos) se acerca mucho a responder esta incógnita y, aunque no confirma 100% que el matrimonio engorde, sí revela que las mujeres solteras y divorciadas gozan de mejor salud.

Además, indica que el estado de ánimo se evidencia mucho mejor en aquellas mujeres que no viven con su pareja.

Estos resultados se obtuvieron tras un seguimiento de tres años al estado de salud y emocional de 79 mil mujeres quienes presentaron variaciones, según el estado civil en el que se encontraban (solteras, casadas, en relaciones serias o casuales, divorciadas o separadas).

Las conclusiones de esta investigación fueron publicadas en la revista mensual de atención médica de la mujer, Journal of Women’s Health. Allí se indica que las mujeres solteras y divorciadas son más saludables que las casadas.

Dicha investigación consistió en realizar chequeos médicos basados en presión arterial, medidas e índice de masa corporal. También se llevó un seguimiento sobre el consumo de alcohol y tabaco, los hábitos alimenticios y las rutinas de ejercicio. Obteniendo como resultado que las mujeres casadas tienden a aumentar de masa corporal, al tiempo que aumenta el consumo de alcohol y sube su presión arterial.

Lee también: La impresionante historia de mujer que bajó 60 kilos en dos ocasiones

Por el contrario, en las solteras los hábitos se mantuvieron estables, según la población analizada.

En cuanto a las mujeres que enfrentaron una separación, su índice de masa corporal bajó, al tiempo que sus medidas y presión arterial. De igual forma se evidenció que mejoraron sus hábitos de alimentación y la actividad física.

Sin embargo, también se reveló que tras un divorcio o separación las mujeres fueron más propensas al tabaco y alcohol.

Este estudio dio, entre sus conclusiones, que las mujeres solteras mantienen buenos hábitos, haciéndolas gozar de mejor salud y, por ende, mejor estado de ánimo.

Por: Liliana Pinzón – RCN Radio 

Participa