¿Sabes por qué Facebook no les cobra dinero a sus usuarios?

Foto: AFP

Muchas veces los usuarios de las diferentes redes sociales como Instagram y Facebook se preguntan: ¿cómo es posible que una empresa preste un servicio sin nada a cambio?.

La respuesta es que las redes sociales clasifican, utilizan y venden la información que el usuario incorpora en sus perfiles. De esta forma, la empresa que vaya a pautar puede definir a qué tipo de usuarios quiere que se le muestre su publicidad  y en qué parte del mundo.

En el caso de Facebook, en el primer trimestre del 2018 las ganancias aumentaron 63% y los ingresos por publicidad subieron 50% a 11.800 millones dólares. 

Facebook, para poder vender espacios de publicidad, hace un estudio de sus usuarios cada tres meses con la intensión de mostrar estas estadísticas a sus potenciales inversores o anunciantes.

En este informe se resalta la ganancia que ha generado Facebook por cada usuario en distintas partes del mundo.

Durante el primer trimestre del 2018, un canadiense o estadounidense generó 25,91 dólares, mientras un europeo, 8,76 dólares. Por último, un habitante de Asía Pacífico solo daba un beneficio de 2,62 dólares, según el informe Q2 2018 Earnings.

Estos valores son promediados, ya que los números exactos son exclusivos del sumario de Facebook.

Cabe destacar que los parámetros de los precios de la información de un usuario varían de acuerdo a la época del año o a un evento.  

Es decir, no es lo mismo el costo de la información de un usuario en el periodo de votaciones presidenciales de un país, que al del resto del año.

Te puede interesar: Robots utilitarios japoneses se parecen cada vez más a los humanos

Hasta el más mínimo detalle es almacenado por la red social. Por ejemplo, no solo el lugar de residencia, el sitio donde se trabaja o la cantidad de personas que tiene como amigos son datos importantes.

Facebook también analiza las fotos que se suben a su plataforma, de dónde sacan información de cada cuanto viaja un usuario, cuál es su prenda más recurrente a la hora de salir en fotos y qué nivel socio económico aparenta el sujeto.

Dependiendo de esto, se arman paquetes con otros perfiles similares al suyo y son vendidos a diferentes anunciantes dependiendo el tipo de campaña que van a pautar.

Por Julián Sabogal – Sistema Integrado Digital 

Participa