Familia de Michael Schumacher habla de su estado de salud

Foto: AFP

El expiloto de Fórmula Uno Michael Schumacher está “en buenas manos”, según una declaración publicada por la familia un día antes de que el siete veces campeón mundial de Fórmula Uno cumpla 50 años.

En la declaración se pide también “comprensión” por la escasa información que se proporciona sobre la salud de Schumacher, desde que sufrió un accidente de esquí, hace cinco años.

“Pueden estar seguros de que está en buenas manos y que hacemos todo lo posible por ayudarle. Por favor entiendan que seguimos los deseos de Michael cuando un tema sensible como la salud queda reservado a la esfera privada”, dice la declaración dirigida a los seguidores del expiloto.

Como regalo por los 50 años la Keep Fighing Foudation (Fundación Seguir Luchando) creará un museo virtual en el que se podrás repasar los éxitos de la carrera de Schumacher a través de una aplicación.

“La aplicación es un nuevo hito en nuestro esfuerzo de hacer justicia con él y con ustedes en la medida en que celebramos sus éxitos“, dice la declaración.

Consulta también: Versiones encontradas sobre traslado de Schumacher a Mallorca

Schumacher cumple 50 años con un estado de salud que es un misterio

Michael Schumacher vive a medio gas desde hace cinco años, después de una grave caída practicando esquí el 29 de diciembre de 2013.

El secreto es total, guardado férreamente por su familia y su agente Sabine Kehm.

Las fugas de información han sido muy contadas y no hay partes médicos. Por ello cualquier comentario de un miembro de su familia o de un visitante destacado a Suiza, a su lujosa casa medicalizada a orillas del lago Leman, dispara las especulaciones en la prensa y las redes sociales.

Recientemente hubo dos ejemplos, poco antes del quinto aniversario del accidente en Meribel, el lugar en el que ‘Schumi’ quedó en coma al golpearse la cabeza contra una roca, en una salida de pista que le costó muy cara.

Rolf Schumacher, su padre, declaró en noviembre al Daily Mail que el traslado de su hijo a la isla española de Mallorca no se iba a realizar. No dijo mucho al periódico británico, pero los responsables del mismo entendieron, acertadamente o no, que Michael ya no necesitaba asistencia respiratoria, algo que no se pudo verificar.

A principios de diciembre, Jean Todt, presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y expatrón de Schumacher en Ferrari, indicó al Bild que había pasado a verle a Suizacuando se disputaba el Gran Premio de Brasil.

Una exposición en Maranello 

Aunque el gran campeón alemán ya no esté en coma, técnicamente según reputados neurólogos, el piloto sigue en un estado vegetativo que nadie se atreve a valorar públicamente. ¿Pasa más tiempo en la cama o sentado en un sofá? Sólo su familia y las personas más cercanas lo saben.

Todo lo demás son suposiciones, rumores, deseos o concesiones a la imaginación.

EFE Y AFP 

Participa