¿Por qué muchos están pensando en cerrar sus cuentas de Facebook?

Foto: AFP

Un nuevo escándalo sacude a Facebook, la red social más grande del mundo, y está generando toda una alarma a nivel mundial.

Todo tiene que ver con el anuncio de una investigación que le abrieron a la red social ante las sospechas de haberle facilitado datos de 50 millones de usuarios a una empresa vinculada a la campaña de 2016 del presidente de Donald Trump.

La privacidad de la información está en juego con esta revelación y por esto ha generado toda una ola de críticas a la plataforma, liderada por Mark Zuckerberg.

La polémica frente a este escándalo mundial hizo que muchos se unieran a la etiqueta #DeleteFacebook (‘Elimina Facebook’), impulsada por el medio especializado en tecnología TechCrunch, que asegura que Facebook está usando a sus usuarios al compartir la información que estos tienen registrada en sus cuentas y que con esto está destruyendo la conexión humana, la razón real por la que “empezamos a usar” la red.

La etiqueta, que se volvió tendencia, supone una fuerte respuesta a la amenaza de la información privada en la red, que enfrenta su peor momento en la bolsa por cuenta de este problema.

Una de las personalidades que se unió a #DeleteFacebook fue Brian Acton, cofundador de WhatsApp, aplicación que desde el 2014 pertenece a Facebook. A través de su cuenta de Twitter compartió un mensaje sobre el tema.

Es el momento. #DeleteFacebook“, escribió.

No es la primera vez que Facebook se vuelve el centro de las críticas, puesto que en los últimos meses la red social ha tenido que hacer frente a numerosas acusaciones por la difusión durante la campaña de noticias falsas (“fake news”) que habrían podido afectar a la intención de voto.

De hecho, esas acusaciones llevaron a Facebook, así como al buscador Google, a comprometerse el pasado mes de noviembre a adoptar medidas para detener la difusión de noticias de origen dudoso mediante la limitación de su publicidad.

Anteriormente, el pasado 6 de septiembre, Facebook ya había denunciado que 470 cuentas falsas “probablemente” operadas desde Rusia se gastaron alrededor de 100.000 dólares en contratar anuncios políticos en esta red social en los últimos dos años.

Sin embargo, las nuevas acusaciones podrían suponer un golpe aún más duro para la compañía californiana puesto que no se la acusa de laxitud a la hora de controlar la divulgación de noticias -algo de lo cual, de hecho, no era responsable-, sino que en esta ocasión la sospecha se cierne sobre las propias políticas de la compañía.

Por este caso, Facebook podría afrontar una multa millonaria.

Con información de EFE 

 

Participa