Los jueves de amigos, hay sed de reencuentro