Aterradoras historias de los fantasmas de La Candelaria en Bogotá

Aterradoras y escalofriantes historias de fantasmas y almas en pena guardan las calles de La Candelaria en Bogotá

Por:
Natalia
Espitia Salazar
viernes, octubre 13, 2023 8:20 PM
Compartir:
Fantasma Tomado de Pixabay

El barrio de La Candelaria guarda cientos de secretos, pues el centro de la ciudad ha sido testigo de diferentes acontecimientos durante siglos. Por eso mismo, sus paredes y calles están impregnadas de energías de todo tipo. 

Siga a La Mega en WhatsApp AQUÍ

Sigue las noticias de La Mega en Whatsapp

Muchos cuentan que los fantasmas se han apoderado del lugar, las historias son tantas que son varias las personas que se intrigan y quieren explorar el lugar en busca de experiencias paranormales.

El fantasma de la novia

Se cuenta que una mujer del siglo XX iba camino a su boda en un carro que conducía su padre, pero a pocos minutos de llegar a la iglesia y vivir el mejor día de su vida; se estrellaron y la mujer falleció. Fue así como el alma de la novia quedó vagando por las calles del barrio tratando de buscar a su amado. 

Dicen que el espíritu de la novia fue condenado a quedarse penando en la tierra por culpa de una brujería que le había lanzado una brujería porque quería quedarse con su prometido.

La calle del fantasma

Exactamente en la carrera primera con calle 10, esta calle fue el encargo de un alcalde, quien le encargó al ingeniero Alex Mogollón empedrarla. Dicen que tenían que colocar 666 piedras y debía cumplir un plazo de 6 meses, 6 días y 6 horas; ni más, ni menos.

Pero el ingeniero un poco descuidado se dio cuenta a un día de que se cumpliera el contrato que la obra no iba a estar lista. 

En medio de la desesperación, el ingeniero invoca al diablo y le pide que le ayude a cambio de su alma. Con el trato hecho, Mogollón se relajó y entregó el encargo, pero el alcalde encargado contó una a una las piedras y faltaba una. 

Así fue como Alex mogollón no logró cumplir el contrato y aunque el diablo no se llevó su alma; se cuenta que sigue en pena y se le puede ver a lo largo de la calle tratando de buscar la piedra faltante.

Doña Trinidad Forero

Doña Trinidad, una mujer que vivía en el barrio, tenía una empleada, la joven muy hermosa se llevaba todas las miradas y esto llenaba de celos a Trinidad, quien se había dado cuenta de que su novio no dejaba de mirarla. 

Un buen día decidió dejar abandonada a la joven empleada en los barrios aledaños más al oriente de la ciudad. La joven no apareció más y la mujer se tranquilizó, pero un buen día apareció frente a ella de nuevo. 

Con total ira y recelo la llevó a su casa, la torturó y la desfiguró tratando de arruinar toda su belleza, le arrancó el cabello y cortó su cara de un lado a otro. No contenta con eso, decidió meterla en una de las paredes de su cuarto, dejando un solo hueco a la altura de la boca para alimentarla.

Tiempo después, las autoridades del momento pasaron y vieron una mano que salía de las paredes de la casa de doña Trinidad, le pidieron que dejara inspeccionar el lugar y encontraron la empleada en la pared de su cuarto. 

La llevaron al médico para curar sus heridas, pero claramente jamás recuperó su belleza. La joven mujer quedó en la calle y con su aspecto completamente transformado, se dedicó a pedir limosna por La Candelaria. Años después, ya siendo toda una señora, murió y desde entonces sigue siendo un alma errante en medio de las calles de la ciudad.

Fuente: Sistema Integrado Digital